Solo: Una historia de Star Wars – Critica Silvestre Lòpez Portillo

Solo: Una historia de Star Wars

Desde que salió la saga de Star Wars muchos huecos o situaciones que se han presentado en todas las películas, las hemos rellenado (el espectador); con nuestra imaginación.

Los muy fans han recurrido a comics, libros y demás textos o medios donde esos huecos se pueden cubrir y además engrandecer el universo Star Wars; pero en general, la mayoría nos quedamos con nuestras ideas en la cabeza.

Necesitamos tener las respuestas a: ¿El apellido “Solo” de dónde sale?, ¿Cómo se conocen Han y Chewbacca?, ¿Por qué hay tanta lealtad entre ellos?; ¿Han sabe hablar en wookiee?, ¿Cómo se conocen Lando y Han?, ¿Cómo le gana Han el Halcón a Lando?, ¿Alguna vez el Halcón fue nuevo?, ¿Veremos la leyenda del Halcón que hizo la carrera Kessel en menos de doce pársecs?

A.O. Scott del NY Times como muchos de nosotros nos preguntamos ¿realmente necesitamos saber todas las respuestas?; ¿era necesaria una cinta de Han Solo donde todos esos huecos imaginarios se expusieran? Mi respuesta es NO.

Tuve la oportunidad de charlar con Ron Howard y le hice la misma pregunta, su respuesta fue contundente: “No creo que fuera necesaria, pero si era un reto muy interesante tratar de lograr que todos conocieran las respuestas de forma entretenida”.

Debo aceptar que el resultado en general de la película me gusta y me entretuvo mucho. No pienso que la cinta arriesgue mucho en cuanto a guion, en realidad creo que es lo más débil que tiene, su apuesta era mostrar lo que todos teníamos en el imaginario y salir bien librada, cosa que hace al responder todas las preguntas y dejar más en el tintero.

Sin preámbulos estamos en el planeta Corelia en donde un joven delincuente llamado Han trata de huir con su novia Qi’ra en una persecución de naves. El sueño de ambos es conseguir una nave y huir del planeta. Al tratar de salir en la frontera, ella es capturada y Han se hace la promesa de obtener la nave y volver por ella. Aquí es donde tenemos la principal motivación del personaje Han, regresar por su novia. En el guion se pierde esta motivación a la mitad y forzadamente se sustituye por la de solo conseguir la nave y huir.

Ron Howard llega a la mitad de la filmación y dirige un guion de Jonathan Kasdan y Lawrence Kasdan ya planteado como un western al que tuvo que hacerle algunas correcciones y ajustes para dejarlo listo. Pienso que lo más disfrutable es ver a “Solo” como una cinta western galáctico contemporáneo muy bien lograda en su género.

El vaquero (Han) como un renegado contrabandista que de ser solitario forma una pandilla para luchar, el desierto como territorio, la conquista de nuevos lugares, el asalto al tren, los juegos en las cantinas, las imágenes con planos americanos donde vemos la mano lista al lado de la pistola a punto de ser desenfundada, los duelos, el encuentro con otros contrabandistas, el huir de la ley, la liberación de los robots (pueblo) de los opresores creando una revolución y las historias de venganza o revanchas entre diferentes tribus. Todo aderezado de con buenos momentos de drama y buen manejo del humor.

Alden Ehrenreich no le llega a Harrison Ford, pero logra poco a poco tomar su esencia y salir bien con el personaje. Emilia Clarke es lo más débil del elenco como actuación, no destaca, no convence y tampoco logra que su personaje valga la pena todos los problemas para irse con ella. Mismo caso de debilidad y simpleza con el gánster de nombre Dryden Vos interpretado por Paul Bettany. Val (Thandie Newton) aunque no destaque mucho, es el primer personaje mujer que no sea digital (Lupita Nyong’o – Maz Kanata); de raza afroamericana en la saga Star Wars.

Beckett (Woody Harrelson) es un rol muy bien logrado en el guión, tiene profundidad y sobre todo buena combinación entre el misterio de su pasado y ser el mentor del joven vaquero. La droide L3-37 (Phoebe Waller-Bridge) es una de las personalidades femeninas más destacables y entrañables del universo Star Wars, es erudita en la galaxia y es gracias a ella que el Halcón logra salir del pasillo de Kessel, se siente guapa, es independiente, maneja su relación sentimental con Lando como iguales y en estos tiempos de equidad en la industria cinematográfica, su personaje le pide a Lando “igualdad de derechos”, al mismo tiempo que es la iniciadora de una revolución de androides. La actriz británica Phoebe Waller-Bridge ganadora del BAFTA por su serie Fleabag en 2017 hace el mejor trabajo de la película. A Lando Calrissian lo conocemos como un contrabandista, coqueto y traicionero, así que el armado de su personaje no es tan profundo, pero si bien logrado. Lo que más destaca es la interpretación de Donald Glover que le roba todas las escenas a Alden Ehrenreich.

Finalmente, creo que la película debió llamarse “Solo & Chewbacca”; el wookiee interpretado por Joonas Suotamo es en lo personal tan o más fuerte que el mismo Han Solo. El carisma y la fuerza de Chewie conquista, atrae, entretiene y nos hace querer al personaje mucho más de lo que ya lo estimamos como fans. Su rol está muy bien armado y además deja mucho todavía sin mostrar (150 años). Al parecer se creará una saga paralela de “Solo”, Alden Ehrenreich me comentó en entrevista que tiene firmado contrato por 2 películas más, al preguntarle a Ron Howard si le gustaría dirigirlas solo contesto que había que esperar el resultado en taquilla de ésta y de ahí ver lo que sigue.

 

Han Solo: Una historia de Star Wars

Dirección: Ron Howard

Elenco: Alden Ehrenreich, Emilia Clarke, Woody Harrelson

Duración: 135 minutos

 

 

 

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario