‘Shame’ (2012)

Esta es una de las películas incómodas para la Academia de E.U. y por lo mismo ignorada en la pasada entrega del Oscar. El director es Steve McQueen el cual tiene solo una película anterior también muy destacable llamada “Hunger”. “Shame” narra la historia de Brandon (gran actuación de Michael Fassbender); un joven yupi treintañero exitoso y soltero que vive en su apartamento en Nueva York. Es introvertido en general excepto cuando florece su adicción al sexo.

Las adicciones, sus tratamientos así como las consecuencias se han tocado en muchas cintas, sin embargo, estos no son los temas principales. En “Shame” son el vehículo para demostrar el vacío de Brandon y las complejas situaciones que debe pasar para mantener su poco equilibrio emocional. El tema es “la culpa”, nunca las causas de su adicción y para ponerla a flote y explotarla, McQueen pone a Brandon en un constante juego perverso entre lo que la gente ve de él y lo que realmente está sintiendo. Crea una prisión de sentimientos que poco a poco se va llenando hasta explotar y no de la mejor manera.

Para desbalancear más a Brandon, vemos la llegada de su hermana Sissy (una estupenda Carey Mulligan) quien decide visitarlo y quedarse en su departamento, rompiéndole no solo su privacidad sino todo espacio que pudiera tener. Sissy también está rota y aunque necesita el amor de su hermano, descubre que el lo que más necesita es no dárselo ni demostrárselo. Esta situación es como un choque de trenes emocionales.

Uno de los mejores momentos de actuación de “Shame” es cuando vemos a Carey cantando y conmoviendo a su hermano junto con nosotros como público. Esta escena está filmada en tiempo real a las 3 de la mañana con 3 cámaras apuntando a cada uno de los personajes involucrados, sin ensayos y las reacciones de todos son naturales, por ello la confirmación del gran trabajo interno de Fassbender.

La cinta fue filmada en tan solo 25 días y de la manera más independiente posible, es más, en una de las escenas en donde los personajes están teniendo sexo en una habitación con las ventanas abiertas, los actores entre toma y toma desnudos saludaban a las personas que caminaban abajo en las calles. No había presupuesto para sets o tener más cuidados de parar tráficos etc.

Finalmente, “Shame” es un viaje a los infiernos de la mente de un hombre y a los excesos de su cuerpo, es una muestra de soledad pero de un estupendo armado de personaje y sobre todo de actuaciones.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario