Seth Macfarlane, el peor anfitrión

Para ser un anfitrión memorable en los Óscar se necesita de un gran carisma o también puedes decir chistes de muy mal gusto, eso también funciona.

Éste año… ¿Qué podría salir mal?

Para muchos, Seth Macfarlane, será recordado como el peor anfitrión de la entrega de los Óscar, no es por nada que uno de los periódicos más leídos de Estados Unidos, “The New Yorker”, mencionará en su reseña del evento que: “Ver a los Oscars anoche significó sentarse en una serie de burdas travesuras sexistas lideradas por un Seth MacFarlane refunfuñón y autosatisfecho”, mencionando que la noche de los Óscar, fue una noche hostil, fea y sexista.

¿Pero a qué se debe esta mala crítica?

Era el inicio del evento cuando Macfarlane, abrió la ceremonia con una canción titulada “We Saw Your Boobs”, mencionando a todas las actrices del público que habían mostrado sus senos en las películas del año. Sólo basta con ver la reacción de las actrices.

El escritor de la revista Rolling Stone, Rob Sheffield, ha señalado que MacFarlane parecía un “novato torpe” y ha añadido que “pocas ideas podrían haber sido más estúpidas que convertir los premios de la Academia en un especial de variedades de Seth MacFarlane”.

La Liga Antidifamación, que hace campaña contra el antisemitismo, ha explicado que fue “triste y decepcionante” que el espectáculo de los Oscar hubiera “tratado de utilizar antiguos estereotipos anti judíos para provocar risas”.

Por si no fuera suficiente, en el anuncio de las nominaciones a los premios de la academia, en los cuáles estuvo acompañado de Emma Stone, Seth Macfarlane realizó un chiste sobre el productor Harvey Weinstein y las acusaciones de abuso sexual en su contra, que de inmediato generó controversia: “felicidades señoritas, ya no deberán aparentar ser atractivas para Harvey Weinstein”

https://www.youtube.com/watch?v=KCNvREKTnQc

Ante la crítica, Macfarlane, se defendió en Twitter: “En 2011, mi amiga y compañera Jessica Barth, con la que he hecho las películas de Ted, me contó sus encuentros con Harvey Weinstein y sus intentos por propasarse con ella. Desde entonces, ha sido capaz de alzar la voz con valentía. Cuando presenté los Oscars en 2013 no podía quitarme esto de la cabeza y no pude resistirme a lanzar una indirecta. No se equivoquen, fue un comentario lleno de ira y de furia.

No hay nada más aborrecible e indefendible que un abuso de poder como este. Respeto y aplaudo a mi amiga Jessica y a aquellas que han pasado por lo mismo por dar un paso al frente y convertirse en campeonas de la verdad”

Gracioso u ofensivo, ¿tú qué opinas?

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario