"Prometeo" (2012)

Ridley Scott es un director que como cualquiera tiene una filmografía muy dispareja. Pero también es un hombre que entre sus grandes obras nos ha dado “Alien” (1979) y “Blade Runner” (1982). Ahora la expectativa llega a su fin cuando se estrena “Prometeo”.

La cinta tiene unos 30 minutos magistrales en su inicio. Arranca con imágenes de paisajes llenos de vida, no sabemos si es o no la Tierra. Aparece una criatura “humana” (ingeniero) que después de tomar algo comienza a vomitar y debido al dolor cae en una cascada. Al llegar al fondo del agua comienza a desvanecerse y a desperdigar su esencia por todos lados.

Después nos encontramos con Elizabeth (arqueóloga creyente) y Charlie quienes han descubierto en una cueva una pintura rupestre que los lleva a emprender un viaje en búsqueda de “los ingenieros”. Personajes que al parecer son los creadores de la raza humana.

Aparecemos en el año 2093 (30 años antes que “Alien”) a bordo de la nave Prometeo (nombre tomado del mito del hombre que les roba el fuego de la vida a los dioses). Aquí esta David, un androide que deambula mientras los tripulantes están en hipersueño. Scott nos lo presenta como un personaje que al ver la película de “Lawrence de Arabia” quiere ser más humano y tiñe su pelo como Peter O’Toole. Además invade el sueño de los integrantes de la tripulación, en especial el de Elizabeth quien lo atrae por una experiencia con su padre fallecido donde surge la frase “yo escogí creer”.

Al despertar, vemos a la tripulación conformada por Janek, Meredith Vickers, Mudow, Milburn, Fifield, Chance, Ravel y Ford. Todos se reúnen y son informados por Peter Weyland, fundador y líder de Weyland Corp que su misión es encontrar a “los ingenieros”. Así el Prometeo llega a un planeta y comienza su expedición.

Sin duda, el ambiente que maneja Scott es extraordinario, el 3D ayuda a poner el universo en tensión, fascina como atemoriza. Maneja los elementos básicos de la ciencia ficción (El hombre busca parecerse a Dios); pero vuelve a combinarlos con un muy buen suspenso en sus inicios.

Estamos frente a una película a la que debemos tomar como una pieza individual y no como una primera de tres partes de una pre cuela de “Alien”. Tenemos planteamientos de guión muy disparejos, sobre todo en personajes. Este para mi el mayor error de “Prometeo”, poca profundidad.

Hay algunos que ni siquiera saben para que están en la nave, mucho menos nosotros. Otros se la pasan jugando apuestas, o tenemos un capitán que de la nada da muestras de rectitud y ética moral. También una extraordinaria actriz como Charlize totalmente desperdiciada y solo usada para el cliché más famoso de la guerra de las galaxias.

Al final, la cinta se convierte en un buen entretenimiento, un gran espectáculo visual, pero esa no era la expectativa. Hay muchas preguntas sin responder y huecos que tendremos que llenar poco a poco. De cualquier manera vea la cinta porque no se puede quedar fuera de la discusión.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario