‘Pastorela’ (2011)

Si usted usa el cine como un mero entretenimiento y de paso ver algo que le deje tema de café, ésta es la película del fin de semana que tiene que ver.

La historia va sobre un agente de la policía llamado Jesús Juárez (Chucho) quien desde niño ha interpretado el papel de Diablo en la pastorela que cada año hace la parroquia del barrio de San Miguel de Nenepilco.

Esta navidad las cosas cambian, ha llegado un nuevo párroco llamado Edmundo Posadas quien deja su profesión de exorcista y se avienta a cambiar los personajes sin pensar en las consecuencias y le entrega el rol de Satanás a Bulmaro, compadre de Chucho.

Aquí es donde arrancan los enredos, primero Jesús tendrá que vérselas con el padre que no le teme a nada, después con su compadre y finalmente con sus mismos compañeros de la policía. Además para complicar las cosas la pastorela se mete a un concurso entre barrios, y finalmente asuntos judiciales.

“Pastorela” está dirigida por Emilio Portes Castro quien ya había demostrado su buena mano como director en “Conozca la cabeza de Juan Pérez”. Aquí nuevamente sale ese gran sarcasmo, crítica social y extraordinarios diálogos. Hay un afán de relucir los problemas y que el espectador pueda identificarse con algo, además de aceptar verse en un espejo.

Lo más extraordinario de “Pastorela” son las impecables actuaciones. Joaquín Cosío muy bien combinando esa maldad con la inocencia e ilusión del personaje de Satanás, Carlos Cobos como el párroco no hace más que me ponga de pie y aplauda a un veterano maestro, Ana Serradilla también muy bien como una atípica monja y finalmente Eduardo España en el mejor papel de su vida.

Como siempre le digo, ninguna película es perfecta, pero “Pastorela” pese a que el final puede parecer muy largo, logra como le dije al inicio no solo entretener, sino que nos llevemos temas actuales a la mesa o a un buen café.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario