"Mentiras mortales" (2012)

Película de suspenso muy bien logrado en su arranque y que va perdiendo poco a poco su encanto debido a las prisas por terminarla.

El chiste del “thriller”o “suspenso” es que el espectador se meta en la trama, averigüe, adivine, quiera saber, se interese y sobre todo quiera llegar al final de las dudas que lo carcomen en la mente mientras ve una película. Imagina que tu novia, pareja o lo que sea, te marque al celular y solo te diga: “Cuando te vea, tenemos que hablar” y cuelgue.

Seguramente repasarás tus actos desde la primaria hasta el momento de la llamada para tratar de resolver la incógnita, mientras lo haces, estás resolviendo, averigüando y adivinando, eso es estar en suspenso. En el cine pasa igual. De eso se trata y solo se tiene éxito si las preguntas son buenas y el camino es interesante, pero sobre todo si hay sorpresas y el final funciona.

“Mentiras mortales” tiene muchas líneas de historias, todas conectadas a un millonario llamado Robert Miller (Richard Gere). La cinta arranca en su cumpleaños 60 donde descubrimos que tiene una familia “unida”, dos de sus hijos trabajan con él, su esposa lo ama y se dedica a la filantropía, él quiere cerrar un acuerdo importante para la empresa y finalmente tiene una amante.

Robert al parecer lo tiene todo y su mundo es perfecto, sin embargo cada historia va teniendo su problemática. 1.- En medio de un acuerdo para la venta de su empresa se descubre que hay un hueco de más de 400 millones de dólares en sus finanzas. 2.- Su hija está notando manejos raros en la empresa. 3.- La amante se la pasa molestándolo, así que en un intento de complacerla y escaparse ambos a un fin de semana solos tienen un accidente donde ella muere. Esta 3ª línea de la muerte atrae 2 personajes más, un investigador (Tim Roth) que no descansará hasta ver caer a un millonario y a un joven de color negro que ayuda a Robert.

El millonario está en un circo de muchas pistas y todas las tiene que manejar casi solo. La película plantea todo muy bien y para la mitad va apretando tuercas y enredando las cosas de tal manera que como espectador mantienes la incógnita.

El problema viene al final, aunque una de las mejores secuencias de la cinta es una charla de cierre de negocios de Robert, el asunto termina muy rápido, la línea de la hija también queda floja y hubiera sido más interesante verlos trabajar más, finalmente con la muerte de la amante las cosas se resuelven bien pero también muy fáciles y rápidas. Lo único que queda por comentar es una pequeña sacada de la manga familiar al final que la verdad más que sorprender decepciona.

En general es recomendable y como dije al inicio funciona bien el ver una historia de dinero sin verlo y demuestra que el que tiene más millones también puede salirse con la suya muchas veces.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario