"Mátalos suavemente" (2012)

Tuve oportunidad de ver esta cinta en el pasado Festival de Cine de Cannes y las críticas fueron muy disparejas. Muchos la compararon con Tarantino o la cinta “Drive” dizque por sus diálogos y ambientaciones. Otros la destrozaron y la nombraron engañosa a los 15 minutos. Debo confesar a mí la película me cautivó en su inicio y cada vez me fue perdiendo hasta que al final salí del cine como si nada hubiera pasado.

La historia arranca mostrando a un organizador de juegos en Nueva Orleans llamado Markie quien una vez se robó a sí mismo y salió ileso de la mafia. Después aparece Amato quien copia el estilo del auto robo y manda a un par de ladrones a hacerlo esperando que la mafia crea que de nuevo fue Markie. El problema es que los pseudo ladrones son patéticos e inexpertos y terminan por causar el problema central. Otro jefe de la mafia decide mandar a un asesino profesional de nombre Jakie a averiguar que pasó y a limpiar todo.

Todas estas líneas de historias entrelazadas parecieran un legado tarantinesco solo que contado linealmente. El estilo visual es muy oscuro, con lluvias constantes e interiores, las actuaciones no son malas y lo que más agradece uno es que dura casi una hora y media.

El problema recae en que todo es cuestión de forma (ambientación, estructura de guion, etc) y estilo “pseudo noir” ya lo vimos en miles de cintas y mejor utilizados. Los diálogos pretenden ser interesantes y terminan siendo malas copias de Tarantino donde los gánsteres hablan tonterías sin llegar a nada, aunque como dije las actuaciones son buenas, el casting es por demás cliché. Una reunión de tipos duros encabezados por dos que han hecho su carrera creando estos personajes y se han convertido en nada más que el arquetipo clásico de gánster; me refiero a los mismísimos Ray Liotta y James Gandolfini.

Hay una línea que pudo haber sido más interesante si se hubiera destacado mejor, me refiero a que se hace referencia al periodo de cambios políticos en Estados Unidos entre Bush y Obama así como se plantea la metáfora de la violencia y los cambios económicos en dichos tiempos y solamente queda como contexto muy frágil.

En general, la pretensión de una película como esta era sin duda mucho más alta. Terminó en una cinta olvidable, simplemente bien hecha, nada original y sin aportaciones relevantes que llevarse a casa.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario