LA POLEMICA PORTADA DE UNA PRIMERA DAMA

Desde la semana pasada en redes sociales estuvo circulando fuertemente como tema la aparición de la primera dama de México Angélica Rivera de Peña y su hija Sofia Castro en la portada de la revista Marie Claire México que saldrá en su edición de julio.

Ambas fueron entrevistadas por la directora editorial de la revista Ariadna Grant y se dice que la conversación ocupara alrededor de 22 páginas de la publicación.

En principio de cuentas, las fotografías y el reportaje fueron hechas para que la revista se vendiera y así ayudar a las fundaciones FUNICPLAS, A.C., Michou y Mau, I.A.P. y Corazón por K, A.C. Que mejor manera de lograr la venta que generando expectativa, polémica y sobre todo curiosidad.

La mayoría de los blogs y redes sociales que critican la acción de Angélica Rivera citan un texto escrito en el blog del periódico The Washington Post escrito por una experta en modas llamada Robin Givhan.

El artículo es interesante y así como tiene líneas que son críticas a sus poses o elección de diseñadores, también destaca la actitud de la primera dama y su hija. Lo interesante es como un artículo puede usarse para ambos lados.

En varios artículos o portales así como en redes sociales se destacan los textos del artículo de Robin Givhan que hacen referencia en su mayoría a las críticas del vestuario o de las poses, pero no muchos citan el cierre del texto que dice: Rivera indulged her personal fashion tastes. Unleashed her sex appeal. And was just a woman. Perhaps other first ladies can find a way to do the same.

Pienso que Angélica Rivera primero que nada es una mujer joven y muy atractiva. Nunca fui seguidor de su trayectoria como actriz pero si sé de su éxito en la televisión, el cual fue mucho. El hecho de que se haya convertido en primera dama resulta ya de por si resulta polémico para muchos y un cuento de hadas tipo Evita o Grace de Monaco para otros.

El tema para muchos es si “debe” o “puede” aparecer en portadas de revistas luciendo sexy, atractiva, guapa o como quieran decirlo en lugar de dar la imagen de ama de casa recatada y siempre detrás o a un lado del hombre llamado presidente.

El articulo tiene por nombre “Redefiniendo el poder femenino” y aunque no he leído el contenido del artículo, si se puede ver que lo que se intenta es decir que se pueden ser ambas cosas a la vez. Una mujer en su rol de primera dama, cumpliendo sus actividades o papel que esto le indica y también lucir su juventud y atractivo físico. Además, si de paso se apoya la carrera de su hija pues que mejor.

¿Se vale? ¿Qué piensan?

 

Les dejo el link del Washington Post.

http://www.washingtonpost.com/blogs/style-blog/wp/2014/06/26/first-ladies-are-regal-maternal-and-patriotic-should-they-be-sexy-too/

 

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario