La importancia humana de los Superhéroes

La importancia humana de los Superhéroes

Por: Augusto Anzaldo Franco

Las historias de superhéroes han gozado de enorme popularidad durante mucho tiempo, sobre todo en esta época en la que se crean negocios multimillonarios y espectáculos masificados que contribuyen a la cultura de masas. Sin embargo, estas obras, ya sean filmes o cómics, no solo sirven para llevar al público a la taquilla, comprar figuras de acción, ropa u otros tipos de productos. Si no que, además de la diversión o comercialización que representan, las historias de superhéroes pueden cumplir roles fundamentales e importantes en la sociedad cuyos antecedentes son los mitos que han acompañado al hombre durante su historia. Es decir, las historia sobre superhéroes no son historias banales, pueriles o simple entretenimiento, sino que estas historias cumplen las mismas funciones que antes realizaban los mitos: contribuir a conservar y guiar el comportamiento moral del público.

Los mitos son relatos creados en tiempos inmemoriales que narran las acciones extraordinarias realizadas por dioses o seres igualmente extraordinarios que acompañan y protegen a los mortales. La principal característica simbólica de tales relatos es religiosa (Beristáin 2006), aunque también cumple roles en el nivel social, moral, ideológico, etc.; de ahí que los mitos sean una guía para el comportamiento, que expliquen la realidad y normen la actividad humana en general (el trabajo, el sexo, la alimentación, etc.). Para Mircea Eliade: “el mito relata la gesta de Seres Supernaturales y la manifestación de sus poderes sagrados, se convierte en modelos ejemplares para todas las actividades humanas significativas” (Eliade 1963). La función principal es “revelar todos los modelos ejemplares para todos los ritos humanos y todas las actividades humanas significativas: dieta o matrimonio, trabajo o educación, arte o sabiduría” (Eliade 1963). A través de historias míticas, que en ocasiones conforman el pensamiento mítico-religioso, las sociedades tienden a fundamentar su comportamiento, sus acciones, creencias, normas y valores.

Al igual que en los mitos, las historias sobre superhéroes narran hazañas que normalmente tienen como objetivo la protección de los hombres, la impartición de justicia y el mantenimiento de valores para la cohesión social (verdad, justicia, responsabilidad, humildad, confianza, etc.), por lo que son una muestra del perfeccionamiento moral reflejo de nuestras vidas, de lo que buscamos ser como humanos y de la forma en que nos gustaría comportarnos en la vida diaria.

Por ejemplo Spiderman es la historia de una adolescente que, a pesar de vivir los problemas de cualquier persona, trata de vivir de forma responsable (Dalton 2011). Superman, a diferencia del anterior, representa valores que la sociedad enaltece continuamente: la verdad, la justicia, la libertad y, para algunos, una forma de vida nacionalista. Incluso Batman, aunque no tenga superpoderes, representa la fortaleza del espíritu humana para esforzarse en grados superlativos, tanto física como intelectualmente, para resolver problemas que sobre pasan la naturaleza frágil del ser humano. Incluso, si lo pensamos mejor, y contraponemos los últimos dos, Batman representa el momento en que el hombre deja de necesitar figuras míticas, dioses, para explicar o enfrentarse a la realidad, de ahí la oposición Superman-Batman; el primero posee características que lo acercan a un dios, o semidiós por que no es capaz de crear, y, en algún momento de la humanidad, los dioses eran la herramienta más socorrida para explicar la realidad. Mientras que el segundo, Batman, representa la etapa humana en la que se dejó de necesitar una explicación metafísica del mundo y se cambió a una postura con mayor confianza en la ciencia.

Las historias de superhéroes cumplen funciones parecidas a las que realizaban los mitos en las civilizaciones antiguas: “Al igual que los antiguos mitos, estas historias de superhéroes conllevan valores y virtudes que las personas de fe podrían afirmar, y otras que las personas de fe podrían cuestionar. Al reflexionar sobre los valores inherentes al género de superhéroes […], podemos utilizar estas narrativas como una oportunidad para reflexionar sobre nuestros valores y sobre cómo elegimos vivir nuestras vidas” (Dalton 2011). Aunque, esto no quiere decir que los superhéroes reemplacen a la religión, la fe o las explicaciones sobre nuestro mundo, eso sería bastante ingenuo; mejor dicho, este tipo de historias refuerzan y reelaboran las funciones que ocupaban los mitos y sus personajes extraordinarios en la transmisión de conocimiento sobre la naturaleza humana, así mismo en la modificación de conductas que sean favorables y aceptadas por el hombre. No  importa la época en la que nos encontremos, la sociedad que exista, los problemas que aquejen a la humanidad; los superhéroes o dioses representados en películas o cómics existirán para inspirarnos a hacer lo correcto y mejorar el mundo.

Beristáin, Helena. Diccionario de Retórica y Poética. México, DF: Porrúa, 2006.
Dalton, Russell W. Marvelous Myths. St. Louis. Missouri: Chalice Press, 2011.
Eliade, Mircea. Mtyh and Reality. New York: Harper, 1963.
Morris, Tom, y Matt Morris. Los superhéroes y la filosofía. Barcelona: Blackie Books, 2010

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario