‘La chica del dragón tatuado’ (2011)

Mi labor como crítico de cine es decirles a los que solo leyeron el libro y no vieron las películas anteriores que espero con ansias sus comentarios en @silvestrelpv. A los que no leyeron el libro pero vieron la cinta anterior dirigida por Niels Arden Oplev (2009), de seguro tendrán miles de comparaciones y sorpresas buenas y malas con esta nueva versión. Pero también hay un público (y creo es mayoría) que no sabe nada de los libros ni las películas anteriores, así que arranquemos con ellos.

La película marca dos líneas que finalmente se juntan. La primera es sobre un periodista llamado Mikael Blomkvist que es sentenciado por difamar al empresario Hans-Erik Wennerström en la revista que trabaja llamada Millenium. Al verse alejado de la misma, toma la oferta del empresario Henrik Vanger de investigar el asesinato de su nieta Harriet en 1966.

La segunda es el personaje de Lisbeth Salander quien es una mujer introvertida, con memoria fotográfica y ágil hacker que trabaja como investigadora. Ella tiene que lidiar con su “cuidador” y un pasado tormentoso lleno de abusos para poder ayudar a Mikael en esta investigación de más de 40 años.

David Fincher es un experto en el género del suspenso (Seven, Zodiac) y ahora toma una historia con enormes expectativas no solo causadas por las geniales novelas sino también por el gran trabajo de las películas suecas. Con todo lo anterior, Fincher parte de cero. Alarga y modifica el guión, le incluye personajes y crea momentos muy buenos con todos sus elementos.

Presenta detalles tan simples como relevantes cuando no hay señal de celular o internet en donde trabajan los personajes y con estos, crea momentos de tensión. Desde los créditos de entrada tipo película de James Bond se nota que vamos a ver una cinta con mucho presupuesto que no solo cumple en entretenernos las 2 horas 40 minutos de duración, sino que también intriga y sobre todo aporta y sorprende aún siendo fan de las versiones anteriores.

Entrando en comparativos, me quedo con el cast 2009. Rooney Mara no lo hace nada mal, sin embargo, Noomi Rapace tiene una carga sexual y de odio que es insuperable. Michael Nyqvist es mucho más vulnerable, aterrizado y su personaje es mas obsesionado con Lisbeth, por su lado Daniel Craig desde el inicio es mucho más confiado y no puede dejar atrás su imagen de que en cualquier momento puede salir su 007.

Ambas parejas tienen atracción, sin embargo, en la versión sueca él esta más interesado por ella, la trata de cuidar y proteger, ocurre lo contrario en esta nueva versión. No me voy a extender en comparaciones, ambas cintas son buenas, yo me quedo con la sueca, pero si le digo que no puede perderse todo lo que tenga que ver con esta trilogía que lo dejará con un estomago mas fuerte y una charla extraordinaria para café.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario