"La cabaña del terror" (2012)

Fuera de los vampiros y algunas de zombis, no soy nada fan del género del terror, sin embargo, puedo decirles que “La cabaña del terror” es una película no solo imperdible, sino (con todo lo que puede implicar); de las mejores que he visto en varios años. Si los festivales premiaran al terror, ésta debería haber ganado muchos reconocimientos.

Arranquemos con Drew Goddard quien se estrena como director después de haber sido el escritor de “Cloverfield”. En el lado del guión esta Joss Whedon, que ha sido el responsable de los guiones de “Toy Story” (1995), “Alien: Resurrection” (1997), “Buffy the Vampire Slayer” (serie de TV), “Serenity” (2005), “The Avengers” (2012) y por obvias razones está trabajando en el de “The Avengers 2” (2015).

Estos dos hombres se juntan y arman una historia que a simple vista pareciera común, clicheada, estereotipada y banal. Nada más contrario. Ellos toman exactamente todos los elementos vistos y repetidos del género del terror, los encierran en una cabaña y después de plantear las reglas universales del género, las van rompiendo una a una de una manera tan extraordinaria que da risa y al mismo tiempo terror. Te pongo una adivinanza: Piensa en 5 personas, enciérralos en algún lugar, finalmente, pon algo (Hombre, animal o cosa) que los vaya matando uno por uno… ¿Qué película es?

Con este mismo ejercicio tenemos la primera línea de la película donde estarán la sexy Dana (Kristen Connolly), el deportista y galán Curt (Chris Hemsworth), la virgen y pura Jules (Anna Hutchison), el tonto y drogadicto Marty (Fran Kranz) y al nerd y caballeroso Holden (Jesse Williams). Ellos acuden a una cabaña en el bosque para pasar el fin de semana cuando se topan con un sótano lleno de objetos viejos. Jules toma un diario y lee un texto el cual desata la aventura de enfrentarse con unos zombies y tratar de salir vivos del lugar.

La segunda línea de la película la llevan Sitterson (Richard Jenkins) y Hadley (Bradley Whitford) quienes están en una especie de bunker hecho como si se realizaran pruebas nucleares en el exterior. Obviamente los personajes representan al director y guionista que estarán moviendo ciertos hilos para que la historia fluya.

No puedo decir más, esta es una película que no deja fuera las escenas de gore y sustos, pero expone la pregunta más crucial de todas ¿los personajes pueden tener libre albedrío, decidir por si mismos? Para los fans del terror, la cinta les rebelará muchísimas referencias y podrá ser muy entretenida irlas viendo y comentando después. Para los que no son fans del género como yo, aguanten, diviértanse y vayan a verla con la mente abierta, les aseguro que también se divertirán y les dará un muy buen café de charla.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario