"Juan de los Muertos" (2011)

“Juan de los Muertos” es una película que debe verse, disfrutarse y también analizarse. Como una buena película de zombis, lo que menos importa son ellos, de donde salieron o incluso el final de su existencia. Lo que es relevante es el contexto en el que aparecen y se mueven, lo que ocasionan a su alrededor tanto en las personas como en el territorio. Alejandro Brugués es el director.

Juan es un hombre sin oficio ni beneficio, pero que ama Cuba con todas sus fuerzas. Tiene una hija adolescente llamada Camila que ha llegado de España a verlo. Juan convive con su mejor amigo Lázaro y el hijo de éste llamado Vladi. Un día, notan que la gente comienza a enfermarse y a devorarse entre ellos. Después de varios encuentros descubren que Cuba está llena de zombis, así es que sacan su lado comercial y desdicen convertirse en una brigada bajo el slogan “Matamos a sus seres queridos”.

Como comenté al inicio, lo brillante de la cinta no solo es ese humor tan ácido y efectivo que tiene, sino el contexto; en todo momento vemos una Habana destrozada, parecería que los zombis ya estaban o vivían ahí desde antes. Los medios los llaman disidentes del gobierno, son causa del imperialismo. Vemos elevadores que no sirven, coches que no arrancan, escases de comida y vestimenta y todo a causa de la vejez, la edad o la no evolución. Están lo que quieren huir en balsa y los que quieren quedarse a salvar su amado país.

Todo ocurre bien filmado, con gran edición de la comedia, efectos visuales buenos aunque nada extraordinarios y una música que no solo ambienta sino acentúa todos los momentos felices y trágicos; todo muy bien.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario