El Papa cinematográfico

Obviamente el tema de la captura de Elba Ester Gordillo la semana pasada causó mucho revuelo en nuestro país casi eclipsando la noticia de la renuncia y despedida de la Santa Sede de Benedicto XVI.

Es buen momento para voltear de nuevo al cine (dejando fuera series y películas hechas para TV); y ver que el Papa ha sido un personaje presente, pero no tan recurrente como pueden ser los presidentes o incluso los líderes sindicales en la cinematografía.

Lo que es de llamar la atención es que los Papas en el cine han sido la personificación clara de la duda de su profesión o “llamado” o la corrupción en la iglesia. Aunque claro también encontramos algunas partes de luz en otras películas.

Comencemos por revisar las cintas donde la figura papal es incidental o secundaria aunque el tema o la historia tengan que ver con su puesto o incluso con su sede, el Vaticano:

Ángeles y demonios (2009) dirigida por Ron Howard. Segunda cinta basada en la novela de Dan Brown que narra la intriga y la conspiración durante un cónclave.
Amen (2001) dirigida por Costa-Gavras. Una de las películas mas polémicas y controversiales que cuentan cómo varios países y el Vaticano voltearon sus miradas e ignoraron la matanza de judíos durante la 2ª guerra mundial.
El Padrino III (1990) dirigida por Francis Coppola. La búsqueda de la legitimidad de la familia Corleone los lleva a meterse hasta la cocina del Vaticano en los tiempos de la muerte de Juan Pablo I.

Pasemos ahora a ver al Papa como un personaje principal:
La agonía y el éxtasis (1965) dirigida por Carol Reed. Una de mis películas favoritas que enmarca la complicada relación de amor y odio entre Miguel Ángel Buonarroti (Charlton Heston) y el papa Julio II (Rex Harrison), durante la pintada del techo de la Capilla Sixtina.
El Papa debe morir (1991) dirigida por  Peter Richardson. La historia presenta a un cónclave infiltrado por la mafia que escoge a un cura insignificante como Papa. El problema con esta cinta fue que era una comedia y que con ello su exhibición fue aún más problemática.
Las sandalias del pescador (1968) dirigida por Michael Anderson. Una de las más memorables actuaciones del actor Anthony Quinn quien interpreta a un obispo ucraniano que es electo Papa y que toma como misión el evitar la guerra entre la Unión Soviética y China.
La Papisa Juana (La pontífice) (2009) dirigida por Sönke Wortmann. Otra controvertida película que narra la leyenda de una mujer llamada Joan que llego al papado durante la Edad Media. Además de esta versión contemporánea existe una primera de 1972 actuada por la gran actriz Liv Ullman.
Saving Grace (1985) dirige Robert M. Young. Esta cinta muestra por primera vez la pregunta de ¿que pasaría si el papa saliera del Vaticano y viviera como persona normal? El Papa es un personaje ficticio llamado León XIV quien sale de incógnito Fe.

Finalmente tenemos una de las mejores cintas que tienen al Papa como personaje principal y que manejan una polémica historia, un tono entre drama y comedia y la famosa “duda” del hombre por asumir su puesto principal en la santa sede. Habemus Papam (2011) dirigida por Nanni Moretti. La película presenta a un cardenal que no desea ser elegido y que al verse frente a la Santa Sede se paraliza y sale del Vaticano. Un psicoanalista se encarga de la situación en el cónclave mientras su ex esposa y colega tratan al cardenal.

Ahora, con esta renuncia de Benedicto XVI ya se han corrido rumores sobre supuestos guiones, historias, libros etc., que seguramente dan para hacer diversas películas sobre un tema polémico y controvertido como lo es el renunciarle a Dios.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario