Conociendo a George Lucas

Acaba de pasar el 4 de Mayo día de Star Wars. La referencia es una modificación de la frase clásica “May the Force be with you” a “May the Fourth Be with You”. Hay varias versiones de donde sale esta celebración. La primera que encontré en línea se refiere a que el día 4 de mayo de 1979 Margaret Thatcher llegó a la oficina como primer ministro de Inglaterra y su partido político le envió un mensaje que decía “May the Fourth Be with You, Maggie. Congratulations.”

Hay otra que dice que en una entrevista en una cadena alemana con el creador de Star Wars George Lucas, el traductor comete un error al decir la frase y traduce diciendo “Estaremos contigo el 4 de mayo”. Como sea, la primera vez que se celebró el día de Star Wars fue en el 2011 en Toronto y en los parques de Disney desde el 2013. Oficialmente, el gobierno de la ciudad de Los Ángeles declaró el 25 de mayo como día de Star Wars en el 2007 debido al 30 aniversario del lanzamiento de la primera película

Como ven no tiene mucho tiempo, pero si grande significado para los que somos fans de esta saga. Les dejo un mensaje de la NASA a propósito del día especial de Star Wars: http://www.youtube.com/watch?v=l5y2F_97FOk

En el 2008 tuve la oportunidad de estar en la presentación de la cinta “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal” en el festival de Cannes. La película no me pareció nada extraordinaria, pero sí lo que ocurrió después.

Participando en el mercado de cine, fui con un querido amigo a una cita en una oficina ubicada en uno de los hoteles. Entramos al elevador platicando y pusimos el piso 4. Antes de que se cerraran las puertas entraron varias personas hasta llenar el espacio donde quede pegado como sardina a la pared de atrás. En eso llega Harrison Ford queriendo entrar al elevador lleno y la persona que estaba frente de mi vestida con un saco negro lo saco diciéndole que no había espacio. Situación que no nos gustó  a varias de las sardinas que íbamos.

De repente, el hombre vestido de negro que iba frente a mí de espaldas, el mismo que saco a Han Solo; comienza a platicar con una persona a su lado. ¡Era George Lucas!

Como si fuera hormoncita adolecente ridícula fan de crepusculito, me dispuse a sacar mi cámara de video y grabar el momento, pero la chica con la que estaba platicando George vio mis intenciones y con su mano detuvo la mía solo diciendo “no”. Sin pensar, solo levante mi mano derecha y comencé a tocar o más bien, a sobar el hombro derecho de Lucas. Obviamente volteo sorprendido, solo pude decirle apenado “perdón…soy su fan”, él contesto “pues mucho gusto” y yo cerré con un “igualmente”.

El elevador llego al piso 4 y viendo que George iba al 6 decidimos quedarnos hasta que llegáramos a su piso ¡de pendejos nos bajábamos! Al abrirse las puertas del elevador todos salimos al pasillo, él volvió a despedirse y a tomo su camino. No recuerdo la última vez que me emocione y grite casi hasta las lágrimas por haber conocido a alguien. Ese día vi, toque e intercambie dos frases con una de las personas más importantes de mi vida George Lucas. Lo que pasa cuando vez a uno de tus ídolos caray.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario