COMO NIÑA

Tengo la fortuna y el honor de ser padre de 2 talibanes maravillosos. Una niña y un niño. Mi relación con cada uno de ellos es tan curiosa como interesante, pero sobre todo retadora cada día.

No puedo negar que algunas ocasiones en que mi hijo de 7 años se ha quejado o llorado por algo que le duela o no quiera hacer, he usado la frase de “ya no llores como niña”, “no seas niña” o “pareces niña”.

La idea a fin de cuentas era que sacara el género masculino e hiciera las cosas de otra forma, se aventara, no se quejara, etc. De cualquier forma suena machista y por qué no, grosero.

Mi hija de 10 es una seleccionada nacional en tae kwon do, es extrema, aventada, brusca, arriesgada y también algunas de sus amigas a veces se quejan de que “parece niño”. Una vez en una competencia cometí la tontería de decirle en un momento de dolor “venga, no seas niña” y ella me contesto simplemente: Soy niña papá y así me duele y así pego.

El fin de semana vi el video “Run like a girl” que es parte de la campaña de la marca “Always” para contrarrestar el uso de la frase “Como niña”. Se me salieron las lágrimas. Nunca pensé que al decirle a mi hijo “haces algo o reaccionas como niña” fuera un insulto a mi mujer o a mi hija. Que gran campaña

El tema de género es fascinante para mí como padre, me cuesta y me apasiona el tema, por eso éste video me hizo reaccionar. He hablado con amigos que solo tienen hijos o solo niñas y las formas son completamente diferentes, yo tengo lo mejor de ambos mundos y el balance a veces es complicado.

Tanto mi hijo como yo admiramos a las dos mujeres que tenemos en casa, ambas corren como niñas, pelean como niñas, son campeonas y compiten como niñas, aman como niñas, cocinan como niñas, duermen como niñas, se visten como niñas, ríen y lloran como niñas y son las niñas más fascinantes que hemos conocido.

Sin embargo, así como hay actitudes y comportamientos de niños, los hay de niñas y son diferentes; también hay que asumirlos, destacarlos, remarcarlos y estar consiente de ellos. El chiste es no ofender al otro género poniéndolo como ejemplo despectivo. No está fácil, pero nadie dijo que educar lo era ¿no?

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario