"Atrapen al gringo" (2012)

De nuevo tenemos una película de Mel Gibson jugando el rol de un tipo duro (Patriota, Arma mortal, Mad Max) tratando de recuperar su dinero (Payback), en una búsqueda (Edge of darkness, Conspiracy Theory), con un humor entre sarcasmo y simplista (Maverick, Lo que quieren las mujeres) pero con un toque paternalista (Señales, Ransom, El castor).

Lo anterior no hace que “Atrapen al gringo” sea mala. Confieso que me gusta cundo Gibson saca ese Martin Riggs del closet y aprovecha su rudeza con humor. Vuelve a ser un personaje gris, con un pasado oscuro, un villano que tiene principios, sentimientos y que también juega rudo con quien se ponga en su camino.

La cinta es un juego de enredos, de personajes con intereses y sobre todo de historias que al inicio parecen enredadas, pero que al paso de la película se van no solo simplificando, sino haciendo inverosímiles. Lo que más ayuda es la acción, pero sobre todo, la gran interacción que Gibson tiene con varios de los mejores actores del cine mexicano como son Jesús Ochoa, Roberto Sosa, Daniel Giménez Cacho, Mario Zaragoza, Dolores Heredia, Gerardo Taracena (Con quien trabajo en Apocalypto), Tenoch Huerta y Fernando Becerril.

La historia es narrada por “Conductor/Gringo” quien desde el primer momento está huyendo con un cadáver en el asiento de atrás de su coche. A media persecución al costado del muro fronterizo, decide atravesarlo y caer del lado mexicano. Aquí nuestros paisanos lo arrestan y lo mandan a la cárcel llamada “El Pueblito” (sin duda el personaje más trabajado, diseñado y destacado).

La cárcel de El Pueblito es una “ciudad” en donde hay que sobrevivir cada día (¿en cuál no?). Así es que “conductor” hace amistad con “niño” (10 años); que le enseña los movimientos internos. Los planteamientos arrancan, “Conductor/gringo” debe sobrevivir, enredar a todos y ponerlos unos contra otros y recuperar su dinero. Niño quiere cobrar venganza por el asesinato de su padre matando al líder de la cárcel llamado Javi. Por su parte, Javi necesita un riñón nuevo y solo Niño puede ser su donante. A todo esto sumémosle la corrupción de agentes americanos, narcos y nuestra policía todos en búsqueda también del efectivo.

El director debutante es Adrian Grunberg quien tiene un vínculo con México desde hace varias películas. Estuvo como 1er asistente de dirección en “Apocalypto”, “La leyenda del Zorro”, “Conejo en la luna”, “Hombre en llamas”, “Frida” y “Traffic”.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario