Ana y Bruno clausurarán el 15° FICM

El largometraje mexicano aclamado en Francia cerrará el FICM

El largometraje de animación mexicano Ana y Bruno estrenado mundialmente con éxito en el Festival Internacional de Annecy en Francia, el festival de animación más reconocido a nivel internacional, se estrenará para Latinoamérica el día 28 de octubre, durante la clausura del Festival Internacional de Cine de Morelia en el que, todo el dinero recaudado se donará a través del “Fideicomiso Fuerza México” para ayudar a las recientes víctimas de los sismos en México.

Del director nominado al Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera por “El crimen del padre Amaro” y ganador de la Palma de Oro en Cannes por su cortometraje “El Héroe”, Carlos Carrera llega esta divertida cinta en la que una curiosa niña llamada Ana, se escapa de una clínica psiquiátrica en busca de su padre para salvar a su madre. Con la ayuda de extraños y divertidos seres fantásticos, Ana, emprende un viaje lleno de emocionantes y conmovedoras aventuras. Este largometraje está basado en la novela “Ana”, de Daniel Emil y contará con las voces de Galia Mayer, Silverio Palacios, Marina de Tavira, Damián Alcázar, Héctor Bonilla, Regina Orozco y Daniel Carrera Pasternac, entre otros.

Carlos Carrera es uno de los directores mexicanos más celebrados, obteniendo galardones nacionales e internacionales como la Palma de Oro del Festival de Cannes con el cortometraje animado “El héroe” (1994) y galardonado cuatro veces con el Premio Ariel, dirigiendo así un total de nueve cortometrajes animados y siete películas de largometraje de acción viva, una de ellas, nominada al Oscar a Mejor Película de “Habla no Inglesa” en 2002 y otra más que se mantuvo como la película más taquillera en la historia del cine mexicano por más de diez años.

Sobre Ana y Bruno, su primer largometraje, Carlos Carrera declaró: “La animación brinda la libertad para abordar las historias desde el lenguaje directo de la imaginación, se pueden representar desde aproximaciones a emociones humanas y gestos realistas, hasta el desafío a las leyes naturales dentro de la misma lógica de la narración. Ana y Bruno cuenta la historia de lazos familiares rotos y después recuperados a través de un relato fantástico y de aventuras con rasgos de humor. El mundo real y el mundo imaginario se entrelazan afectándose mutuamente”.

Mientras que el FICM declaró que es un motivo de alegría cerrar su decimoquinta edición con Ana y Bruno, una película que incluso antes de su estreno comercial ya es un referente en la historia de la animación mexicana.

Por: Angel Alamilla

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario